Trading de alta frecuencia

Trading de alta frecuencia

El origen del trading de alta frecuencia se remonta al año 1999, cuando se autorizan en Estados Unidos las transacciones electrónicas. A partir de aquí comienza una práctica que crece de manera exponencial gracias al uso de las tecnologías y que va mejorando con el desarrollo de las mismas.

Qué es el trading de alta frecuencia

El trading de alta frecuencia es un tipo de trading automatizado que usa algoritmos muy complejos, emitiendo una gran cantidad de órdenes de compra y de venta de activos financieros en tan solo pocos milisegundos. De esta manera, las órdenes llegan al mercado a una velocidad tal que solo se consigue utilizando ordenadores de gran potencia con hardware y software profesionales.

Este tipo de trading tiene una serie de características esenciales:

  • Requiere de una tecnología muy sofisticada y profesional que rara vez está al alcance de un inversor minorista.
  • Las órdenes no están abiertas al concluir la sesión.
  • Los beneficios obtenidos de cada operación de compraventa son mínimos, lo que explica que se abran miles de órdenes en milisegundos, ya que solo así es posible conseguir notables beneficios.
  • Los ordenadores, también llamados máquinas de alta frecuencia, se sitúan físicamente muy cerca de los sistemas informáticos de las bolsas de valores, ya que esto permite que las órdenes bursátiles puedan ser comprobadas de forma anticipada.
  • En el trading de alta frecuencia no se aplica el principio de igualdad. Esto es así porque se necesitan ordenadores muy potentes y sofisticados a los que no tiene acceso el público general y porque, además, los operadores de trading de alta frecuencia ven las órdenes antes que nadie, lo que les permite anticiparse y manejar información ventajosa.

Riesgos del trading de alta frecuencia

Aunque este tipo de trading tiene multitud de ventajas y aspectos positivos, también entraña ciertos riesgos que hay que tener muy en cuenta a la hora de operar de esta forma en el mercado.

  • Se obtienen muy bajos beneficios, de forma que para sacar la máxima rentabilidad a este sistema es necesario llevar a cabo un gran número de operaciones, lo que conlleva un aumento significativo del riesgo, sobre todo si lo comparamos con el trading tradicional. De hecho, en el trading de alta frecuencia la relación riesgo – rendimiento es, como mínimo, de 1:1.
  • Es una práctica de dudosa legalidad, ya que se producen abusos y manipulaciones, no se aplica el principio de igualdad y se realiza lo que es conocido como front running, una práctica ilegal en la que el operador toma posiciones ventajosas, pues puede ver las órdenes bursátiles antes que el resto de los operadores.
  • Existen riesgos para la estabilidad financiera, ya que, si bien este tipo de trading inyecta liquidez al mercado, puede afectar de manera negativa a la confianza de los inversores reales y, por tanto, que la liquidez se agote de repente.

Cuáles son sus ventajas

El trading de alta frecuencia cuenta con no pocas ventajas. Son las siguientes:

  • Este tipo de trading da mucha liquidez al mercado.
  • El trading de alta frecuencia, al aumentar el volumen de negociación, reduce los spreads, es decir, la diferencia que existe entre el precio de la compra y el precio de la venta.
  • Provoca una reducción de la volatilidad de los precios.
  • No se precisan intermediarios, ya que las órdenes van directamente desde los ordenadores de gran potencia al mercado gracias a los algoritmos de gran complejidad que se utilizan para ello.

El trading de alta frecuencia es una buena forma de ganar dinero por Internet. Sin duda, es muy utilizado por aquellos que saben cómo ganar dinero por Internet y que realizan su trabajo desde casa. Además, existen diferentes plataformas expertas en trading que nos podrán echar una mano para invertir en el mercado. No obstante, hay que tener muy en cuenta los riesgos antes de llevar a cabo esta práctica.