Tipos de órdenes en bolsa de valores

Tipos de órdenes en bolsa

Entre los distintos mercados financieros, el bursátil es uno de los más amplios y reconocidos a la hora de invertir. Este se vehicula a través de distintas instituciones de estructura formal conocidas como bolsas de valores, las cuales disponen de un determinado conjunto de agentes que participan del comercio de valores bursátiles y ejecutan distintos tipos de órdenes en bolsa.

¿Qué es una orden en bolsa?

Dentro de un determinado mercado bursátil, existen ciertos parámetros de funcionamiento que regulan y posibilitan el intercambio de valores bursátiles. Entre este tipo de valores se encuentran las acciones y los futuros, los fondos indexados y los fondos cotizados, entre muchos otros.

Sin embargo, para realizar las operaciones de intercambio, los traders y brókeres deben ejecutar una orden bursátil: por ejemplo, si el precio de una acción baja regularmente y queremos operar en corto, o si el volumen de las operaciones es alto y queremos comprar.

Objetivos de una orden bursátil en bolsa

El principal objetivo de una orden en bolsa es vehiculizar un determinado tipo de operación financiera de manera formal sobre un activo. Esto supone cumplir con las condiciones y datos que se prevén para una determinada bolsa de valores —no todas operan de la misma manera—.

Cuáles son los tipos de órdenes

Existen distintos tipos de órdenes de compra de acciones en bolsa en función del carácter comercial de la operación. Las siguientes son las principales.

Órdenes de mercado

Este tipo de órdenes son las más comunes. No se determina un límite de precio, sino que se negocia en función del precio actual. Se puede emitir en cualquier momento durante la jornada regular o day trading. Son utilizadas cuando lo que interesa es el volumen de compra y no el precio, ya que esta se ejecuta hasta alcanzar la cantidad buscada.

Órdenes limitadas

Las órdenes de este tipo se encuentran restringidas según el precio —un máximo para la compra y un mínimo para la venta—. Se pueden emitir en cualquier momento durante la jornada regular o en periodos de subasta. Esta se ejecuta total o parcialmente según exista una contrapartida que contemple los límites de precio establecidos —en caso contrario, permanece pendiente—.

Órdenes por lo mejor

Estas órdenes se ejecutan sin un precio fijo. Su propósito es adquirir la mejor contrapartida. Se emiten en cualquier momento en que el mercado esté abierto o en periodos de subasta. Se ejecuta cuando buscamos una operación rápida, al mejor precio.

Órdenes condicionadas

Estas se emplean para establecer condiciones de compraventa previas en operaciones de alta frecuencia en los que se aprovechan las rupturas de los soportes o el incremento en las resistencias para anticiparnos a las tendencias.

Órdenes con volumen oculto

Estas órdenes se emplean cuando el inversor busca ocultar el volumen de operaciones cuando este resulta determinante. Se ejecutan restringiendo el precio a un máximo que se está dispuesto a pagar y de manera paulatina. Pueden emitirse durante la jornada diaria o en periodos de subasta.

La actividad bursátil se encuentra altamente profesionalizada en los mercados de valores más importantes y, por lo tanto, existen distintos tipos de órdenes en bolsa que permiten organizar el volumen masivo de las operaciones y la naturaleza de las inversiones.