Teoría de las ondas de Elliott: cuáles son sus principios

Ondas de Elliott

Las ondas de Elliott se constituyen como un elemento central de la teoría formulada por Ralph Nelson Elliott. Dicha teoría describe la dinámica de las tendencias de los mercados bursátiles, a través de ciertos postulados que resultan fundamentales para el análisis técnico en trading.

En qué consiste la teoría de ondas de Elliott

La Teoría de las Ondas de Elliott describe el comportamiento de las tendencias de mercado para un determinado periodo. Se basa en la idea de que este comportamiento resulta regular y predecible en tanto suele oscilar entre dos tendencias bien marcadas: alcista o bajista.

Las ondas de Elliott en trading resultan fundamentales para anticiparse a los cambios de tendencia mediante el estudio de las fluctuaciones en el precio de los activos en el trading de alta frecuencia. Esto se puede comprobar mediante el indicador de ondas Elliott de MT4.

Se trata de una herramienta indispensable para la confección de gráficos de visualización y proyección estadística. Los fundamentos de las también llamadas curvas de Elliott se basa en la sucesión de Fibonacci; esto es, segmentos recurrentes que se manifiestan en una misma secuencia.

Cuáles son los principios de esta teoría

Los principios de esta teoría se configuran en función del sentido de una determinada tendencia. Los movimientos se establecen como ciclos sucesivos u ondas que expresan si la tendencia es alcista o bajista. La estructura de ondas elaborada por Elliott se utiliza para delimitar una determinada secuencia en su mínima expresión.

Dicha expresión mínima dispone de cincos ondas impulsivas (1,2,3,4 y 5) en el mismo sentido que la tendencia, y tres ondas correctivas (A, B y C) que suponen un desplazamiento contrario.

Las ondas impulsivas se comportan de la siguiente manera para una tendencia alcista:

  • La onda 2 no puede disminuir por debajo del valor mínimo de la 1 (en tendencia bajista, la onda 2 no puede disminuir por debajo del valor máximo de la onda 1).
  • La onda 3 no puede prolongarse en una longitud —tiempo— superior a las ondas 1 y 5.
  • La onda 4 no puede disminuir por debajo del valor máximo de la onda 1 (en tendencia bajista, la onda número no puede disminuir por debajo del valor mínimo de la onda 1).
  • La onda 4 no puede prolongarse en una longitud superior a la onda 2.

Por el otro lado, las ondas correctivas se comportan de la siguiente manera:

  • La onda A retrocede a partir de la onda número cinco, pero sobre la onda número 4.
  • La onda B se mueve en sentido contrario a la onda A (alrededor de tres cuartas partes de su extensión).
  • La onda C dispone de la misma extensión que la onda A o en fracciones de la onda B.

Cómo contar ondas de Elliott

Disponer de la capacidad de contar estos patrones de comportamiento de las tendencias permite determinar las acciones necesarias para realizar inversiones en mercados bursátiles de gran rendimiento. Esto es especialmente cierto en el caso de un mercado de alta volatilidad como el Forex.

Para contar las ondas de Elliott debe determinarse si estas son correctivas o impulsivas, para así poder conocer el sentido de la tendencia —alcista o bajista—. La mejor manera de contar ondas es mediante el empleo de un contador de onda de Elliott. Este instrumento dispone de indicadores técnicos de análisis estadístico en tiempo real.