Qué son los cortos en bolsa y como puedo usarlos

Qué son los cortos en bolsa

Los traders inexpertos pueden pensar que solo se puede ganar dinero por internet si inviertes en bolsa y las acciones suben de precio. Para muchos, la regla de comprar barato y vender caro parece ser la única posible, pero hoy veremos qué son los cortos en bolsa y la diferencia entre largo y corto trading.

Qué son los cortos en bolsa

Las operaciones en corto pueden definirse como aquellas operaciones que presuponen la bajada del valor de un activo. Operaremos en corto cuando pensamos que unas acciones no subirán de precio, sino que perderán valor.

Para mantener una posición corta, el inversor toma prestadas las acciones de otro inversor a largo plazo a cambio de un pequeño interés. Entonces, vende las acciones al valor actual y vuelve a comprar las acciones a un precio mucho menor cuando su valor ha caído. De este modo, la diferencia de precio de venta respecto al precio de compra es su beneficio.

La única diferencia respecto a operaciones en largo es que en los cortos en bolsa la venta precede la compra de las acciones; vendemos los títulos que nos han prestado y los devolvemos comprándolos más tarde a un precio menor.

Cuándo operar en corto

Ya hemos visto el funcionamiento de comprar en corto, pero ¿qué significa ponerse en corto realmente? ¿Por qué deberías vender en corto?

Operar en corto puede ser una buena estrategia cuando sabes de cierto que las acciones de una compañía van a bajar. Sin embargo, en situaciones de caída generalizada del mercado, este tipo de operaciones pueden ser muy difíciles de realizar. En un contexto de caída del mercado, es difícil de encontrar un prestamista que le pueda interesar cederte las acciones.

A la vez, un inversor que venda en corto debe ser consciente de los riesgos que corre. A diferencia de las operaciones a largo, las pérdidas de una operación en corto pueden ser matemáticamente ilimitadas. Si las acciones pueden subir de precio ilimitadamente, también nuestro margen de beneficios puede convertirse en negativo con valores ilimitados. Sin una buena estrategia, una manera simple de ganar dinero por internet puede acabar convirtiéndose en un pozo de pérdidas. Para evitarlo, es fundamental formarse bien sobre cómo operar en corto.

Cómo se opera en corto en bolsa

Actualmente, para comprar y vender en corto no siempre necesitamos a un bróker que nos ceda sus acciones. Existen alternativas para vender en corto sin tomar prestadas las acciones.

Podemos tomar posiciones bajistas con los siguientes mecanismos:

  • Call warrant y put warrant: mediante un call warrant el inversor obtiene el derecho a comprar un activo (acción, conjunto de valores, divisas, etcétera) en el precio del ejercicio. Mediante un put warrant, el inversor adquiere el derecho a vender a crédito al precio del ejercicio, o sea, a vender un valor que no tiene.
  • Futuros: con un contrato de futuros, el operador a corto acuerda con un comprador el precio de una compraventa futura. De este modo, el inversor vende previamente unas acciones a un precio mayor al que espera comprar.

Como hemos visto, operar en corto significa intentar beneficiarse de una futura bajada del precio de un valor. La clave está en vender previamente unas acciones que se esperan obtener más baratas en el futuro. Existen distintos mecanismos para operar en corto, pero siempre es importante ser consciente del alto riesgo que supone que las acciones puedan subir de precio de manera indefinida. El trading puede ser un cómodo y beneficioso trabajo desde casa, pero también puede conllevar pérdidas que debes ser capaz de asumir.