Qué es un documento LPOA

LPOA

En el ámbito de las finanzas, existen instrumentos y mecanismos que permiten delegar la gestión de los activos y el porfolio de inversiones a expertos. De esta manera, operadores financieros y corredores de bolsa pueden manejar el capital en nombre de los inversores. Uno de los instrumentos más utilizados es el poder notarial limitado o LPOA.

¿Qué es LPOA?

El poder notarial limitado o LPOA por sus siglas en inglés —lasting power of attorney— autoriza a una persona para operar de manera directa sobre los activos y el patrimonio de un tercero que brinda dicha autorización. Como tal, este habilita al gestor a realizar ciertas operaciones y funciones por un determinado periodo de tiempo.

Dicho documento establece el alcance y las condiciones de su representación legal. Por lo general, esto comprende el desarrollo y la implementación de una estrategia de inversión específica o la realización ciertas tareas dentro de una determinada organización.

En el ámbito del day trading, esto generalmente incluye la apertura y el cierre de posiciones, el acceso a una cuenta determinada para disponer de los fondos, la evaluación de activos y otros aspectos del manejo del capital financiero.

Para responder a qué es un poder notarial limitado, debe determinarse el tipo de actividad y las funciones que se pretende delegar. Si bien existen modelos típicos de este documento, esto puede variar ampliamente según en qué ámbito se desarrolle la actividad.

Los formularios de poder notarial limitado suelen abrirse tras la contratación de un administrador o gestor de una cartera de valores. En estos casos pueden elegirse un poder limitado o total según los intereses del cliente.

Para qué sirve este documento

La idea detrás de estos documentos es habilitar a un tercero para que se encargue de la gestión de los activos, patrimonio o funciones que otra persona no quiere o no puede asumir por cuenta propia.

En el ámbito del trading, por lo general, ocurre cuando inversores de gran capital designan a profesionales de distintas disciplinas —derecho, administración, etc.— para que operen en alguna capacidad sobre su patrimonio.

Esto se hace con dos propósitos: por un lado, para mejorar el rendimiento del capital y supervisar de manera activa su evolución en el mercado. Esta gestión activa permite además abrir nuevos mercados y buscar oportunidades.

Por otro lado, el LPOA se emplea para realizar una gestión activa del riesgo. El representante designado entonces puede tomar decisiones sobre los activos según el nivel de riesgo percibido y las acciones necesarias para prevenirlo.

Sin embargo, como se trata de un poder notarial limitado, las facultades y decisiones de la persona se encuentran restringidas a ciertos parámetros previamente acordados. Por lo tanto, el titular de la cuenta debe aprobar una estrategia para que el representante la ejecute.

Entre las principales acciones que este tipo de poderes contemplan en el mercado Forex, pueden mencionarse la compraventa de activos, el pago de comisiones y las operaciones relacionadas con la transferencia de fondos. En caso de que las condiciones y los parámetros acordados no se cumplan, el titular puede retirar la autorización.

La existencia de mecanismos que permiten delegar la gestión y administración del capital financiero resulta fundamental en un mercado de alta volatilidad como el Forex, en el cual la frecuencia de las operaciones exige de una persona con experiencia y conocimiento del mercado. El poder notarial limitado o LPOA es muy útil para ello.