Qué es el doble suelo en bolsa y cómo utilizar este patrón

doble suelo bolsa

Dentro del ámbito del trading, existen ciertos patrones y dinámicas en el precio de los activos que permiten anticipar cambios de tendencias. Uno de los patrones más conocidos es el llamado doble suelo en bolsa, el cual permite aprovechar una tendencia alcista antes de que esta se manifieste.

Qué es el doble suelo y el doble techo en bolsa

Se entiende por doble suelo al patrón de una tendencia bajista que suele identificarse en las mediciones de valor de un determinado activo. Este patrón suele manifestarse en ocasiones en las que una tendencia bajista —cuando el precio histórico de un activo cae progresivamente— está próxima a revertirse. Este patrón es muy útil en mercados de alta volatilidad, como en el caso de los pisos y techos Forex.

Cuando ocurre, dicho comportamiento puede verse en los gráficos de trading más comunes. Por lo general resulta sencillo de identificar, ya que se presenta gráficamente cuando la línea de evolución del precio, en caída, conforma una W. En este sentido, se perciben dos depresiones pronunciadas y consecutivas cuyo valor mínimo es similar.

Por su parte, el patrón de doble techo en bolsa funciona de manera inversa, y lo que advierte es el final de una tendencia alcista y el comienzo de una bajista. En ambos casos, se trata de métodos de análisis técnico que permiten anticiparse al mercado e implementar estrategias para aprovechar el rendimiento de un determinado activo.

Cómo operar con el patrón del doble suelo en trading

Para implementar acciones que permitan aprovechar el doble suelo en Forex es necesario disponer, en primer lugar, de una plataforma de intercambio o bróker online que disponga de las herramientas gráficas y de análisis técnicos correspondientes.

En segundo lugar, debe identificarse la tendencia bajista y la doble depresión consecutiva en el precio del activo. Sin embargo, para que las condiciones de entrada para abrir la posición sean las correctas, la segunda depresión debe encontrarse por encima de la primera.

Este comportamiento es la primera señal de que el mercado se encuentra próximo a recuperarse. Una vez identificado, el siguiente factor a considerar es el volumen de operaciones realizadas sobre el activo en cuestión. Este tipo de análisis resultan fundamentales si uno quiere vivir del trading.

El volumen de las operaciones es un valor que suele aumentar tras la primera depresión o suelo, pero de manera despreciable. Por el contrario, tras la segunda depresión, el volumen de operaciones aumentará de manera pronunciada. Este hecho anticipa el interés de los inversores por adquirir el activo —lo que mejorará su cotización durante los siguientes días—.

Finalmente, el aumento en el volumen de las operaciones conlleva un alza en la cotización del activo. Si este crecimiento en el precio supera el límite de resistencia —esto es, el valor máximo del precio tras la primera de las dos depresiones consecutivas—, significa que la tendencia va a convertirse en alcista.

 

En ciertos mercados financieros, resulta fundamental anticiparse a las tendencias para aprovechar el rendimiento de la inversión. En este sentido, el doble suelo en bolsa es un patrón que debe aprenderse a identificar para capitalizar el comienzo de una tendencia alcista.