Qué es el day trading

Qué es el day trading

El trading es una actividad bursátil en la que se intercambian todo tipo de activos financieros en mercados muy variados. Por su parte, el day trading es una práctica en la cual los brokers realizan las operaciones dentro las jornadas diarias del mercado y obtienen grandes beneficios.

Qué es el day trading

El comercio de activos financieros y valores bursátiles no se produce de manera libre. De hecho, los mercados más grandes del planeta presentan ciertas características y dinámicas específicas.

Los inversores experimentados conocen muy bien estos atributos, los cuales pueden condicionar, en mayor o menor medida, el rendimiento de una determinada inversión. Justamente por eso, existe el day trading y operativa bursátil para dummies, cuyo principal objetivo es asistir al principiante.

Para saber qué es day trading, se trata de una estrategia de corto plazo en la que los inversores abren y cierran las operaciones dentro del plazo de una jornada diaria. En consecuencia, las transacciones se concentran en las variaciones de corto plazo y las cotizaciones del día. Esto permite operar en acciones de day trading, materias primas, el mercado Forex de divisas —las llamadas Forex day trading rules— y muchos otros activos.

Cómo funciona el day trading

Este método de inversión exige una presencia constante en el mercado y un régimen estricto de pautas para la cotización de los activos en los que se pretende invertir. Por lo general, dichas pautas se realizan en función de ciertos indicadores de análisis técnico y criterios fijos cuyo principal objetivo es reducir el riesgo y aumentar la rentabilidad.

Las operaciones de este tipo cuentan con la ventaja de no incurrir en costes de refinanciación ni tarifas nocturnas, puesto que las operaciones se abren y se cierran dentro de una misma jornada bursátil. Al mismo tiempo, comportan un riesgo mayor y un mercado más volátil, lo que supone una mayor ganancia.

Consejos para hacer bien day trading

Conseguir buenos resultados mediante el modelo de day trading requiere seguir una serie de pautas específicas y mucha disciplina. Entre ellas pueden mencionarse la identificación de posibles entradas; esto es, la capacidad de reconocer aquellas operaciones que serán significativas en el transcurso de la jornada.

En relación con el punto anterior, debemos poder establecer ciertos criterios estrictos para determinar las condiciones bajo las cuales es favorable realizar una operación. Es por ello que los indicadores técnicos y los canales de información son muy importantes. Del mismo modo, el copy trade puede resultar muy útil para imitar el rendimiento de otro inversor.

Establecer un precio objetivo también es muy importante para invertir durante el día; estimar un valor en el que podamos vender y liquidar nuestra posición es fundamental para no perder tiempo analizando cada caso en particular.

A la inversa, ocurre lo mismo en el caso de una posible pérdida en el valor de un activo particular. Establecer el llamado stop loss, un mecanismo de seguridad que nos permite definir un valor mínimo en el cual liquidar nuestra posición si el valor de nuestra posición cae demasiado.

 

En el ámbito de la actividad bursátil, el day trading se constituye como una de las principales estrategias para invertir a corto plazo y obtener una mayor rentabilidad sobre el total de nuestra inversión.