Posiciones cortas en bolsa y sus riesgos

Posiciones cortas en bolsa

Dentro del mercado de valores, existen múltiples instrumentos de inversión que permiten rentabilizar nuestro capital. Sin embargo, los distintos tipos de instrumentos representan también distintos tipos de riesgo, dependiendo de la naturaleza de las operaciones y su dinámica. Esto es lo que ocurre en el caso de las posiciones cortas en bolsa.

Qué son las posiciones cortas

Determinar qué es una posición corta en el mercado de valores requiere distinguir distintos tipos de operaciones en las que se apuesta por el detrimento en el valor de algún activo. Por lo general, el método más común de realizarlo es tomando títulos prestados de una compañía que tendrán que devolverse en el futuro.

La idea detrás de este tipo de operaciones es comerciar esos títulos en un mercado secundario con el objetivo de volver comprarlos más adelante para devolverlos al vendedor original. En caso de que dicho título se haya devaluado tras nosotros haberlo vendido, obtenemos la diferencia cuando lo devolvamos.

Este tipo de operación se realiza cuando se anticipa un rendimiento pobre para una determinada empresa u activo. Operar en corto requiere anticipar tendencias y conocer el mercado: las señales Forex que ofrecemos en BluetradeFX cumplen con dicho propósito: alertar al usuario sobre oportunidades de mercado.

Cuáles son los riesgos de las posiciones cortas

No puede definirse qué es la posición corta en bolsa sin enfatizar que se trata de uno de los tipos de operaciones más riesgosas del mercado. Esto se debe a que nuestra exposición es ilimitada: esto es, no existe un límite para la cantidad de dinero que podemos perder si el título se revaloriza de manera positiva.

El riesgo asociado con el pago de los intereses puede representar un costo extra que se produce en caso de que los títulos vendidos desencadenen una cobertura masiva de posiciones cortas, cuando los dueños originales del título lo solicitan de manera simultánea, y debemos cubrir la diferencia hasta volver a obtener el título para su devolución.

Finalmente, las operaciones en corto suelen abrirse con las denominadas cuentas de margen. Esto permite obtener financiación por parte de un operador bursátil utilizando nuestra inversión como garantía. En estas situaciones, debemos disponer siempre del 25% del valor del título. En caso de exceder dicho límite, deberá cerrarse la operación o cubrir el valor faltante.

Ventajas de las operaciones en corto

En el ámbito bursátil, tanto la posición corta y larga en bolsa se ejecutan a partir de distintas órdenes de bolsa. Y si bien en el primer caso el riesgo es alto y debe gestionarse activamente, operar en corto ofrece muchas ventajas que pueden resultar muy provechosas para los inversionistas.

En general, las posiciones en corto permiten obtener una rentabilidad alta en periodos de tiempo muy breves. Por lo tanto, pueden aprovecharse las tendencias bajistas de los mercados de alta frecuencia y aumentar nuestro margen de ganancia durante un periodo determinado.

Una manera de capitalizar este fenómeno es empleando el copy trade, uno de nuestros servicios de mejor rendimiento en BluetradeFX. Este es especialmente útil para traders sin experiencia, ya que permite imitar las estrategias de inversores más experimentados y reducir el riesgo de manera considerable.

Los mercados de tendencia bajista suelen representar una oportunidad para los inversores más experimentados. Esto es lo que ocurre con las posiciones cortas. Se trata de operaciones que apuestan contra el rendimiento de un determinado activo, por lo que suponen una mayor rentabilidad y riesgo.