NFT token: ¿qué es el token no fungible?

NFT token

En el año 2017 se lanzó el primer NFT token, token no fungible o NFT crypto en la blockchain de Ethereum: CryptoPunks. No obstante, a finales de ese mismo año apareció CryptoKitties y se hizo viral, recaudando más de 12 millones de dólares. Desde entonces, el uso de estos no ha hecho más que aumentar, si bien han sido muy criticados por el gran gasto energético que conlleva su creación. Es importante conocer qué es un NFT token y cuáles son sus ventajas.

Qué es un NFT token

Los tokens NFT —por sus siglas en inglés— o no fungibles son un tipo de token criptográfico que no son intercambiables. De esta forma, constituyen una buena solución para poder representar objetos con cualidades únicas e indivisibles en una blockchain.

Así pues, los tokens tienen las siguientes características fundamentales:

  • Únicos e irrepetibles.
  • Indivisibles.
  • Transferibles.
  • No son intercambiables.
  • Tienen la capacidad de probar su escasez.

Para qué sirven y cuáles son sus ventajas

Los tokens no fungibles son un tipo de token que sirven para representar objetos, tanto del mundo real como del mundo digital, y la propiedad de los mismos. Los objetos que representan los tokens son objetos únicos indivisibles de sus propiedades, lo que quiere decir que su división conllevaría la destrucción de este. Un buen ejemplo de token no fungible es un coleccionable, como una tarjeta exclusiva y de edición limitada de un deportista de gran fama. Esta tarjeta puede ser tanto digital como física. En el caso de que fuera física, se usa un blockchain para llevar dicho coleccionable al mundo digital. No obstante, esto es tan solo una representación que tiene por objeto controlar la posesión del objeto físico.

Los tokens no fungibles cuentan con una serie de ventajas. Son las siguientes:

  • Son transferibles: a diferencia de lo que ocurre con los tokens fungibles, los cuales se compran y venden en bolsa, los tokens NFT se compran y se venden en mercados especiales.
  • Son auténticos: los tokens no fungibles son genuinos y únicos, por lo que es prácticamente imposible que sean falsificados. De esta forma, la autenticidad de los mismos está prácticamente asegurada.
  • Tienen derechos de propiedad: al usar plataformas descentralizadas, ningún propietario podrá alterar los derechos de propiedad que conlleva un token no fungible, además de que no podrá alterar sus datos una vez comprometidos.

Cómo funciona un NFT

Dependiendo de la plataforma blockchain de que se trate, el token NFT funcionará de una manera u otra. Así, cada plataforma cuenta con una serie de características que determinarán la forma en que actuarán los NFT. En cualquier caso, el funcionamiento de los tokens sigue una serie de parámetros o estándares. Son los siguientes:

  • Estándar ERC 721: este fue el primer estándar que se utilizó para representar tokens no fungibles. Este estándar de contrato inteligente permite la creación sencilla de nuevos contratos compatibles con el mismo importándolo desde la biblioteca OpenZeppelin.
  • Estándar ERC 1155: este tipo de estándar proporciona un superconjunto al estándar ERC 721. De esta forma, el estándar anterior puede ser construido a partir del estándar ERC 1155.

Los tokens no fungibles gozan de gran popularidad. No obstante, su definición abstracta y su funcionamiento complejo dependiendo de la plataforma en la que se opere hace necesaria formación en la materia. Sin duda, es una buena forma de ganar dinero desde casa.