Medias móviles en trading: qué son y cómo ajustarlas

Medias móviles en trading

En el ámbito del trading se emplean numerosas técnicas y procedimientos para conocer las dinámicas del mercado. La idea detrás de este tipo de prácticas es identificar tendencias y mejorar el rendimiento bursátil. Las medias móviles en trading son valores que determinan un promedio en la evolución del precio de un determinado activo.

Qué es una media móvil en trading

Al tratarse de una práctica muy desarrollada, el trading cuenta con una serie de herramientas de análisis técnico e indicadores que permiten reducir la incertidumbre e invertir con un criterio específico. Esto resulta especialmente importante en el caso del trading de alta frecuencia.

Justamente por eso, debemos comprender qué es una media móvil en trading. Se trata de uno de los indicadores fundamentales del ámbito, el cual sirve para estudiar el comportamiento de un determinado activo con base en su evolución histórica y a los valores sucesivos en su cotización.

Al incorporar una medida temporal, mientras mayor sea la muestra, más estable será la media móvil obtenida. Existen tres tipos característicos de medias según el tipo de datos y su procesamiento: media móvil simple, ponderada y exponencial.

  • En el primer caso, se consideran los datos históricos y promedios de manera tal que cada uno de ellos dispone de la misma importancia para el cálculo.
  • En el segundo caso, se trata de una media ponderada en la que el valor de los datos más recientes tiene mayor peso en la media móvil.
  • En el tercer caso, los últimos datos modifican la media más significativamente para conocer la tendencia actualizada.

Para qué sirve una media móvil en trading

La idea detrás de este cálculo es establecer un criterio eficaz para identificar eventuales tendencias y operar en consecuencia. La utilidad de las medias móviles en trading resulta de la sencillez del cálculo, la visualización de gráfica de la información y la capacidad de implementar estrategias eficaces de inversión.

En este sentido, podemos obtener un beneficio doble: por un lado, la media móvil nos ofrece una tendencia gráfica evidente que se percibe de manera actualizada y sin ambigüedades. Por otro lado, la media móvil se constituye como un consenso sobre el valor de un activo en un momento determinado. Esta resulta fundamental en mercados de alta volatilidad, como en el caso mercado Forex de divisas.

Cómo ajustar una media móvil en trading

Ajustar una media móvil para obtener una medición precisa del comportamiento de los activos requiere que primero establezcamos los criterios de análisis. En este sentido, debemos elegir un periodo específico y los datos correspondientes.

Para calibrar la media móvil según nuestros intereses, debemos incorporar los precios del activo en relación con el corto, mediano o largo plazo. De esta manera, se producen subconjuntos que luego serán ponderados para obtener la media móvil más representativa del periodo en cuestión.

En la media simple, basta con sumar de los precios históricos y luego dividirlos por la cantidad de subconjuntos incorporados. En caso de la media ponderada o exponencial, es necesario ajustar el cálculo con periodos más breves, para obtener diferencias mayores y una media más representativa del comportamiento del activo.

 

Para operar de manera efectiva en el mundo del trading, los elementos y herramientas de análisis resultan fundamentales para identificar tendencias y reducir la incertidumbre. Justamente por eso, las medias móviles en trading son tan importantes.