futuros índices y cómo operar con ellos

Futuros índices

Las operaciones bursátiles de los distintos mercados financieros en los que ocurren dependen de distintos plazos y límites temporales que condicionan su rentabilidad y riesgo. En este sentido, los índices futuros representan una manera tanto de proyectar como de rentabilizar el rendimiento de un índice bursátil a futuro.

Qué son los futuros índices

En el ámbito financiero, los índices representan conjuntos de empresas y compañías de distintos sectores de la economía que se agrupan según su actividad o desempeño, por lo que resultan indicadores fehacientes para los inversores y el capital financiero. En este sentido, los contratos de futuros para índices bursátiles son operaciones que se realizan sobre el rendimiento futuro de estos indicadores.

Los instrumentos de este tipo se consideran derivados financieros, en tanto representan operaciones sobre el valor de los activos, no sobre su titularidad —como puede resultar la compra de una determinada acción—. Justamente por ello, se constituyen como elementos fundamentales de la actividad financiera y resultan indispensables para aprender a invertir en bolsa.

Cómo funcionan los futuros índices

Como derivados, estos futuros permiten fijar el precio de futuros índices mundiales a la hora de realizar la operación. Dependiendo del rendimiento de las acciones que componen el índice, alguna de las partes saldrá beneficiada de la operación. La opción habitual para operar con ellos son los productos derivados conocidos como contratos de futuro.

Las operaciones se producen mediante dos tipos de posiciones sobre el mismo índice a futuro: posiciones largas y posiciones cortas. La primera refiere a la persona que compra el índice con el objetivo de que su valor aumente, mientras que la segunda refiere a los vendedores que suponen que el valor del índice disminuirá.

Este tipo de operación resulta muy común en el ámbito financiero de especulación. En efecto, se busca rentabilizar la evolución en el precio de los activos —o su disminución—. Otro tanto ocurre en mercados más volátiles, como en el mercado Forex de divisas, uno de los más lucrativos del planeta. En BluetradeFX ofrecemos señales de Forex para invertir sin riesgo.

Cómo debes operar con los índices futuros

Existen múltiples maneras de invertir en índices bursátiles futuros. Sin embargo, estas pueden organizarse en función del tipo de acceso: por un lado, se puede recurrir a un bróker autorizado en el mercado de valores y delegar la gestión de la operación —por una tarifa que puede ser una comisión o un precio fijo—.

Por otro lado, se puede acceder a este tipo de operaciones mediante una plataforma de trading. Estas emplean contratos por diferencia o CFD para constituir la operación. El método es el mismo, aunque la segunda opción resulta más conveniente para inversores de capital bajo: se recomienda emplear siempre índices de gran rendimiento, como el Dow Jones de Estados Unidos.

Para los inversores sin experiencia, una de las mejores maneras de reducir el riesgo de este tipo de instrumentos es emplear sistemas social trading. En BluetradeFX disponemos del servicio de copy trade, un tipo de herramienta que permite reproducir la estrategia de inversores experimentados.

 

Dentro del mercado de valores y el trading, los índices futuros constituyen instrumentos de inversión en los que dos partes intercambian un activo a un precio fijo, pero a ser intercambiado en una fecha futura. En este sentido, el rendimiento del activo depende del precio futuro del índice.