Cómo operar ETF en trading

ETF en trading

En la actualidad, existen instrumentos de inversión muy accesibles que resultan de gran utilidad para operar en los distintos mercados financieros del planeta. Muchos de ellos se constituyen como productos derivados que permiten invertir de manera indirecta en activos de gran rendimiento sin disponer de un capital significativo. Este es el caso de los ETF en trading.

Tipos de ETF en trading

Los fondos de inversión cotizados o ETF por sus siglas en inglés —exchange traded funds—, son productos de inversión derivados que permiten realizar operaciones de bolsa en función de activos subyacentes de referencia, como pueden ser los índices bursátiles. En este sentido, debido a su versatilidad y múltiples ventajas, existen muchos tipos de ETF en trading.

Por un lado, se pueden considerar en función del tipo de gestión a la que se los someta. En este sentido, podemos dividirlos en ETF de gestión pasiva y de gestión activa:

  • en el primer caso, se busca activamente constituir fondos de mayor rentabilidad;
  • en el segundo caso, se busca replicar de manera fiel el rendimiento del activo de referencia.

Los ETF de gestión pasiva representan la mayor proporción del mercado, ya que el costo asociado a la gestión se reduce considerablemente. Asimismo, se consigue una mejor gestión del riesgo.

Los ETF de gestión pasiva también pueden categorizarse en función de su naturaleza como ETF de físicos o ETF de sintéticos:

  • en el primer caso, se adquieren valores subyacentes del índice de referencia;
  • en el segundo, se adquiere un swap en el que un banco o entidad pagará al inversor según la rentabilidad del índice de referencia.

Finalmente, si consideramos a los ETF por el tipo de valores subyacentes que lo componen, podemos destacar los siguientes:

  • acciones (iShares NASDAQ).
  • bonos (EUR Corporate Bond UCITS ETF).
  • sector (Artificial Intelligence & Technology ETF).
  • commodities (First Trust Global Tactical Commodity Strategy ETF).
  • divisas (Invesco DB US Dollar Index Bullish Fund).

Cómo funciona ETF y consejos para operar

Invertir en ETF puede resultar complejo para los inversores que recién comienzan a operar en bolsa. Justamente por ello, debemos considerar que cada fondo cuenta con características propias con base en el plazo, riesgo y tipo de rentabilidad que este ofrece.

En este sentido, los ETF se comercian con un símbolo propio y a un determinado precio unitario. El inversor solo necesita elegir aquel en el que desee invertir. Por el otro lado, dicha inversión debe responder a una estrategia específica que considere los objetivos a corto, mediano y largo plazo.

La mejor estrategia que puede emplearse para invertir en ETF es la diversificación de la cartera, método que reduce el riesgo de cada activo sobre el total de la cartera de inversiones. Asimismo, ofrece la oportunidad de incluir distintos fondos para distintos plazos y también combinar renta fija y renta variable.

Asimismo, conviene aprovechar las herramientas de inversión que pueden ser muy útiles para mejorar el rendimiento y reducir el riesgo: por ejemplo, en el caso del mercado de divisas, los planes de señales Forex que ofrecemos en BluetradeFX. Estos planes comprenden un servicio de notificaciones que permite aprovechar los movimientos de mercado para invertir en pares de divisas.

Por otro lado, también es muy conveniente para inversores sin experiencia emplear alguna de las otras herramientas de social trading que pueden encontrarse en nuestro sitio: una de las más recomendadas es el servicio de copy trade. Se trata de un mecanismo de inversión automatizado en el que se reproducen los movimientos de un trader experimentado.

 

Los fondos de inversión cotizados permiten crear estrategias de inversión variadas y confeccionar una cartera de activos diversificada. Sin embargo, para operar con ellos debe confeccionarse una estrategia de ETF en trading que considere las características propias del tipo de fondo.