Cómo interpretar un gráfico de velas

Gráfico de velas

El trading se ha convertido en una de las fórmulas más efectivas cuando se trata de cómo ganar dinero por internet. Pero para tener éxito hay que contar con una serie de conocimientos específicos y saber leer correctamente un gráfico de velas. Porque gracias a esta representación gráfica podemos tomar decisiones de forma más rápida y acertada.

Qué es un gráfico de velas

A fin de conseguir ganar dinero tenemos que ser capaces de predecir cómo variará el precio de un activo en el futuro. Así podremos saber cuándo ha llegado el momento de venderlo para obtener la máxima rentabilidad, o cuándo es el momento perfecto para comprar. Para hacer esa predicción nos basamos en datos objetivos, evaluando cómo han subido y bajado los precios de ese activo durante un determinado período de tiempo. Y es aquí cuando entra en juego el gráfico de velas.

Se trata de una representación gráfica que muestra las fluctuaciones de precios dentro de un mercado. Aporta información tan útil como el precio de apertura, el precio de cierre, el precio más alto alcanzado en el mercado y también el más bajo.

La representación se hace a través de unas figuras que recuerdan a velas o candelabros, de ahí su nombre. Dentro de cada vela se diferencian varias partes que son las que nos indican el precio durante un determinado período de tiempo.

Cómo leer leerlo e interpretarlo

Para interpretar gráficos de velas hay que conocer primero los diferentes elementos que lo conforman:

  • Eje X: representa el tiempo.
  • Eje Y: representa la escala de precios de un activo en cada período de tiempo.
  • Timerate: ajuste de tiempo por horas, días o semanas que nos indica el precio de los activos.
  • Cuerpo real: es el rectángulo superior del símbolo y muestra el rango de precio de apertura y cierre dentro de un período de tiempo determinado.
  • Sombra inferior o superior (también llamada mecha): líneas que salen del cuerpo real y van hacia arriba o hacia abajo. Cada sombra representa el precio más bajo y más alto negociado en un determinado período de tiempo.

Conociendo las diferentes partes que conforman el gráfico de velas es mucho más fácil interpretar su significado. Pero no debemos limitarnos a los datos mostrados, para tomar buenas decisiones también deberíamos analizar en qué contexto ha aparecido la vela.

Por otro lado, es común que las velas tengan diferentes colores para ayudar a la interpretación del gráfico. El color rojo indica que el precio ha bajado desde la apertura, mientras que el verde indica una subida de precio.

Revisando los colores y la forma de las velas resulta mucho más sencillo conocer la evolución de los precios de los activos y tomar decisiones. La efectividad de este sistema es tal que se viene usando desde el siglo XVII y hoy en día sigue siendo especialmente útil para los traders.

Si quieres ganar dinero por internet con el trading, saber interpretar un gráfico de velas te lo pondrá mucho más fácil a la hora de tomar decisiones sobre cuándo comprar y vender diferentes activos.