CFD qué es y cómo funciona – Contrato por Diferencia

CFD qué es

Dentro del mercado financiero actual existen muchos instrumentos que permiten a los pequeños inversores participar del intercambio de acciones, bonos y otros activos bursátiles de manera constante. Uno de los instrumentos más utilizados son los Contratos por Diferencia o CFD qué es y cómo funciona permite ganar dinero en muy poco tiempo.

 CFD qué es en bolsa

Los CFD son producto financiero derivado; esto quiere decir que su valor deriva de la evolución en el rendimiento comercial de otros activos que se utilizan como referencia. En el caso de los CFD, se trata de un contrato que se realiza entre un inversor y una entidad financiera para cubrir el precio de un activo subyacente en particular y los dividendos —o pérdidas— obtenidos cuando dicho valor aumente. Sin embargo, no estamos comprando un activo, sino especulando sobre su valor. El objeto de la inversión es el contrato, no el activo.

Existen muchos tipos de activos sobre los que se puede producir un CFD: acciones, divisas, índices bursátiles, futuros y otros activos cuyo valor depende de su rendimiento en el mercado.

CDF: Cómo funcionan

Los CFD obtienen su valor de un activo bursátil de referencia; si por ejemplo la acción sobre la que se efectúa el contrato sube, así también lo hará el valor del CFD. Ya que el inversor solo debe aportar una parte del valor nominal como garantía, la entidad financiera le cobra un interés que, si el rendimiento del activo es positivo, será menor que la ganancia obtenida al finalizar el contrato.

El inversor entonces puede abrir una posición de compra y cerrar luego la dicha posición con una venta. Si en dicho periodo el valor del bien de referencia aumenta, habrá hecho una ganancia al realizar la venta y cierre de la posición. Caso contrario, habrá perdido en función a la caída del valor. Lo mismo ocurre si realiza el camino inverso, con la apertura de una posición de venta que luego cerrara con una compra. De esta manera, si el precio baja entre que él vende y luego vuelve a comprar, habrá hecho una ganancia. Caso contrario, percibirá una pérdida.

Consejos para operar con CFD

Existen ciertos parámetros e indicadores que uno debe tener en cuenta para operar con CFD:

  1. En primer lugar, no debe extenderse la diferencia entre el valor original al abrir la posición que al momento de cerrarla.
  2. Implementar un stop-loss.
  3. Este es un instrumento de corto plazo que cobra comisiones e intereses —estos últimos son menores cuando su posición es de venta o en corto—. Si queremos invertir a largo plazo, lo mejor son las acciones o futuros.
  4. El precio real de los activos subyacentes en los que se basa el valor de la propia posición no resulta preciso porque el rendimiento del CFD se encuentra en función de la cotización que maneje la institución financiera con la que se firmó el contrato.

 

Entender el CFD qué es y cómo funciona, permite mejorar el rendimiento del capital disponible mediante un contrato que simula el precio de un activo de referencia. Al tratarse de un contrato cuyo rendimiento deriva de otro bien y se efectúa entre dos partes por consenso mutuo, las condiciones de su valoración dependen de la entidad con la que se realice dicho contrato.