Buy limit y buy stop: ¿cuáles son sus diferencias?

Buy limit y buy stop

El trading puede ser una afición estimulante que te ayude a ganar algo de dinero extra, pero también puede convertirse en un auténtico trabajo desde casa, tu forma de ganarte la vida. Lo hagas por afición o por trabajo, para alcanzar el éxito con tus operaciones de compraventa hay conceptos que debes manejar bien, como ocurre con el de buy limit.

Qué es buy limit y para qué se utiliza

Comprar y vender activos en los mercados implica prestar atención a la situación de los mismos para saber cuándo es buen momento para comprar y cuándo ha llegado el momento de deshacerse de algunos de ellos. Pero eso no significa pasar horas y horas delante de la pantalla supervisando la evolución de los precios.

El operador puede dar una serie de órdenes a su broker para que este lleve a cabo ciertas operaciones llegado un momento concreto. Y es precisamente en este contexto cuando entran en acción conceptos como el de buy limit y buy stop.

Buy limit podría traducirse al castellano como compra límite. Es una orden pendiente que habilita al broker para comprar activos cuando el precio de estos sea igual o inferior al indicado por el interesado.

Por ejemplo, si el precio de un activo está en 20 euros, se puede establecer una compra límite a 18 euros. Esto quiere decir que, si el precio de ese activo cae a los 18 euros, o incluso por debajo de ese precio, se empezará a comprar.

En muchos casos se usan este tipo de operaciones pendientes para adquirir activos que están perdiendo valor, con la idea de venderlos en un momento posterior cuando su precio vuelva a subir.

Diferencias entre buy limit y buy stop

Una vez que está claro qué es un buy limit conviene analizar el concepto de buy stop, ya que también puede ser muy útil cuando se trata de ganar dinero por internet a través del trading.

El buy limit es una orden de compra con límite, mientras que el buy stop es una orden de compra con tope. Esta última orden pendiente es justo lo contrario de la anterior. Impone al broker la obligación de comprar valores cuando estos están por encima de un determinado precio.

Por ejemplo, si un activo está a un valor de 20 euros, pero establecemos un buy stop de 22 euros, no se llevará a cabo la compra de este hasta que este no alcance ese valor mínimo que hemos fijado o uno mayor. Si su precio cae por encima de ese valor, se paraliza la compra.

Existen también otros conceptos relacionados con los anteriores que son el sell limit y el sell stop. En el primer caso comienza la venta de activos cuando el valor es igual o mayor que el indicado en la orden, mientras que en el segundo caso cuando el valor es igual o menor al indicado.

Gracias a las órdenes pendientes como la buy limit puedes estar seguro de que tu cartera de activos va a seguir dando buenos rendimientos incluso cuando tú no estás conectado y supervisando la evolución del mercado.